Cuando esperábamos

La espera ha perdido todo su significado. Antes alguien podía pasarse horas frente a un balcón o una ventana, bajo la lluvia inclemente o la sombra de un árbol, escondido en el hueco de sombra de la acera contraria o acechando desde un coche.

Uno esperaba que encendieran la luz de una ventana, si era de noche, o que llegaran los jirones de una conversación, una canción, una película.

Esperaba luego a que estos signos cesaran: alguien iba a salir. Entonces, con un libro en la mano, las flores escamoteadas de un jardín o apenas un sudor tembloroso, aguardaba. Los segundos empezaban a pesar como plomo, crecía el temor de encontrarse con alguien que lo conociera. La puerta se abría.

Debería entonces siempre dejar su refugio urgente, pero a veces no era así, y la veía irse, o peor, contemplaba un saludo, un abrazo, un horrible beso.

Otras veces daba un temerario saludo. Luego le daba las flores, le devolvía el libro; y se quedaba callado porque había imaginado un contacto fugaz y escueto, después del cual hablarían sólo con los ojos. Y después, ah, después volvía a quedarse solo, con la inquietud dormida, y volvía andando a casa, o arrancaba el coche, o volvía a quedarse quieto, transformando el encuentro en otros encuentros posibles, salpicado por la luz de las farolas o la sombra de los árboles, por las voces de los peatones y el ruido de los motores de los coches.

Ahora la espera es comprobar su última conexión a Whatsapp, repasar de nuevo su perfil de Facebook. Sólo hay que disponer de un móvil y un lugar donde sentarse. No hay riesgo ni esfuerzo. No hay que esperar ni huir de la lluvia. No hay coches, ni peatones, ni árboles. No hay posibilidad de dar un beso o una bofetada.

Y lo peor: cada día puede entrañar miles de encuentros. Cada día, miles de soledades.

Anuncios

Un comentario en “Cuando esperábamos

  1. Sí, tal cual lo has expresado, miles de soledades. Miles de borregos robotizados moviendo un dedo y mirando una pantalla. Nunca la comunicación me ha parecido tan reprimida..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s