Fragmento de “Secretos de un matrimonio”, de Ingmar Bergman

Liv Ullman y Erland Josephson en “Secretos de un matrimonio” (1973), de Ingmar Bergman

LIV ULLMAN: -A veces lamento no haber querido nunca a nadie. Tampoco creo que nadie me haya querido nunca. Estoy desolada.
ERLAND JOSEPHSON: -Ahora estás terriblemente hipertensa.
LU -¿Sí?
EJ -Sólo puedo hablar por mí. Creo que te quiero de un modo incompleto y egoísta. Y hay veces que pienso que me quieres a tu modo insidioso y turbio. Yo creo que nos queremos, pero de un modo profano e incompleto. Pero tú tienes tantas pretensiones…
LU -Sí, es verdad.
EJ -Al final, con toda la simplicidad, en plena noche, en una casa, en un rincón del mundo, en realidad estoy yo, abrazándote. Y tú estás en mis brazos. No puedo decir que sienta un gran entusiasmo humanitario.
LU -¿Verdad que no?
EJ -No tengo suficiente imaginación.
LU -Eres tan poco imaginativo…
EJ -Sí, mi amor no tiene una cara concreta. No puedo describirlo y, normalmente, no lo siento.
LU -¿Y crees que yo también te quiero?
EJ -Sí, de verdad. Pero no vamos a insistir porque entonces el amor se fundiría.
LU -Estaremos así toda la noche.
EJ -No, ni hablar.
LU -¿No?
EJ -Se me ha dormido una pierna y casi se me ha dislocado un brazo. Tengo mucho sueño y siento frío en la espalda.
LU -Entonces, no importa si volvemos a la cama.
EJ -De acuerdo.

Él apaga la vela. Los dos se acuestan y se abrazan.

LU -Buenas noches, amor mío. Y gracias por la charla.
EJ -Buenas noches.
LU -Que duermas bien.
EJ -Igualmente.
LU -Buenas noches.

Fundido a negro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s