No aseguro nada

No aseguro nada durante las próximas tres semanas. Tal vez no publique diariamente. Estoy en época de trabajos y exámenes, y no doy abasto. Después de la gripe parecía vérmelas todas conmigo.

Ja.

Irán pasando los días. Encontraré charcos de minutos y escribiré alguna que otra cosilla. Como dije ayer, es una buena oportunidad de repasar mi blog. Un aviso para navegantes: existe en él una frontera tras la cual las entradas no son tan legibles como ahora. Quizás hace dos meses, o un poquito más.

No confiéis, sin embargo, en mi concepción del tiempo: hoy, en una charla a la que hemos asistido para documentarnos sobre uno de esos trabajos, he hecho una pregunta en la que me he referido a una charla anterior de (sic) “hace dos o tres semanas”: la charla que señalaba en mi pregunta tuvo lugar, realmente, antes de las vacaciones de invierno.

Así que a lo mejor la frontera es difusa, o no está a la vista: a lo mejor no son dos meses, sino dos años. O dos semanas.

Me desvío.

No esperéis una entrada diaria durante las próximas semanas. Luego -espero- volverán los mares de palabras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s