Después de una de Bergman

Fuera, tras el chaparrón, el sol se asoma. Inexorable, aun siendo un pulso, un jirón, una nota, un recuerdo de lo que fue.

Dentro, tras el chaparrón, nace el ojo de un huracán. Extraño, aun siendo parte de mí, la muerte y yo, rodeado de una nada que me observa y sueña con dormir junto a mí.

O. despierta. Ver a Bergman es abrir la última puerta del pasillo, piensa. Su mente se nubla, y la claridad de pensamiento con que todos soñamos duerme tras la cerradura.

Otra grieta ha amanecido en la pared.

Anuncios

4 comentarios en “Después de una de Bergman

  1. 497, estoy orgullosa de ti. Ni siquiera has llegado al límite!!!
    Déjate de cine sueco, y ponte a ver El Rey León!

    Cuando venía para casa he visto un arcoiris enooooorme y se me ha quedado la sonrisa de tonta. Tal vez mi reto esté próximo a cumplirse, chan chan…

    1. Sangre me ha costado cortar hasta quedarme debajo de los 500 caracteres. Te juro que fui a coger El Rey León de la videoteca y no estaba. Acabaré viendo antes Kika, superbruja, me lo huelo.
      Los arcoiris están a la vuelta de la esquina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s