Lust for Life

-¡Qué fffffffrío, joder!

J. se encierra en la chaqueta sobre el jersey sobre la camisa. El pecho le arde.

En la cancela, antes de entrar, un letrero susurra: “Respeten a los vecinos. Permanezcan en silencio”. Arriba, imagino a inquilinos de ojos como relojes ver chocarse las luces contra su sueño. Imagino a J. sentado frente al cristal, arriba del todo y de todo, sin oír nada.

El camino lo franquean cinco porteros. Las puertas se abren y cierran como las válvulas de un corazón de metal.

Hay como, déjame contar, pongamos que ochenta personas. Cuesta pasar por este remolino de camisetas sudadas que se lanzan unas contra otras, atravesar esta danza de lanzas. Llegamos a nuestro sitio en la sala, en la esquina, junto a un pasillo vacío.

J. y los demás empiezan a despellejarse, a acercarse a su mínima esencia, un paso antes de la desnudez. Bailan y sudan, difícil en una noche ventosa de otoño. Aquí, la verdad, no es otoño. Aquí no hay estaciones. Apenas se oyen las voces.

Fuera de aquí tampoco. Fuera de aquí también brillan los cuerpos. Pero los de fuera son brillos y voces vueltos del revés, con un metal de fiebre hundida en agua, con la luminosidad de un fantasma. Aquí no son fantasmas, son carnes que se bambolean, huesos que claquean. Aquí hay conciencia. Aquí hay conciencia, piensa J., y no el empuje circular que lo ha aterido tanto ahí fuera, donde los burros persiguen zanahorias.

J. atraviesa el mar, llega a la barra, pide una cerveza. Se la bebe como si mamara de un pezón, arrancándose de la sangre la enfermedad que lo ha tenido postrado durante meses. Ve ahora a X. como un caballo de Troya, como una engañifa. Había subido tan arriba que dejó de oír, con frenazos y acelerones, con tirones que desgarraban las heridas de otros accidentes, de S., de U. La carne cicatriza con tiempo y alcohol, piensa J.

J. deja la botella vacía y vuelve a su esquina, junto al pasillo. Termina la canción. Ahora, retumba un ritmo que le suena. Are you gonna be my girl, piensa. Espera con otros a que llegue la guitarra. Va marcando el ritmo. Se la sabe de memoria. Y la guitarra no llega, el bombo no para. Qué raro. Sigue bailando. J. le suelta a una chica:

-¡Cuándo va romper!

-¿Qué?

-¡Cuándo va a romper! ¡Are you gonna be my girl!

La chica pega un bote:

-¡Cómo! Es Iggy Pop. ¡Lust for Life!

Are you gonna be my girl desaparece como un mal sueño de la cabeza, y entra empujando Lust for Life. Lo empujan mientras suena Iggy Pop, un terremoto revienta las paredes, y a J. le da tiempo a ver cómo las casas sobre el local se derrumban, cómo se pierden en una montaña de voces que suspiran. En su cabeza sigue sonando la música. El pecho le arde con una nueva luz, aquí fuera, donde el viento ya no duele.

Anuncios

4 comentarios en “Lust for Life

  1. 496 palabras no son 496 caracteres, pero te lo doy por válido porque sé que te pido demasiado 🙂
    (Me reservo, por supuesto, el privilegio de tomarme ciertas libertades durante la ejecución de mi reto.)

    Efectivamente, era Lust for Life. Y más tarde fue BYOB, pero ya te habías ido tú. Y esta vez sí que fue BYOB desde el principio, nadie trató de engañarnos.
    La carne no cicatriza con tiempo ni alcohol ni porros ni música bien alta, pero de alguna manera todas esas cosas protegen la herida momentáneamente con una capa transparente. Rollo mercromina.

    🙂

    (…I know we ain’t got much to say before I let you get awayyyyyyyy, yeah!)

  2. ¿Eran 500 caracteres? Creía que eran 500 palabras. (Acabo de mirar tu comentario de la anterior entrada: efectivamente :P). Dame tiempo y hago una como tú dices.
    De alcohol y tiempo, este último es el más importante, eso sí.

  3. De hecho creo que los demandaraon por plagio, una parte de las guitarras también es clavada.

    Un saludo Rafa, te leo de vez en cuando.

    Dani

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s