Viaje, lluvia

Se viaja en coche pidiendo recuerdos
prestados a los cables de la luz,
a sus postes húmedos y rectos,
dejando crecer nuevas historias
de usar y tirar, en las cunetas.
Se viaja en coche cambiando de marcha
a cada canción. Ver pasar el viento. Los dedos
pasean distraídos por el cristal empañado.
Deja atrás la ventana mariposas
ahogadas en estómagos de fango.
Se viaja en coche derramando
lágrimas de dientes o de ceño.
Mirando arriba, zancos, suspiros que tensan el cuello.

Y darse cuenta, el párpado pesado,
los ojos pensándose a sí, el cuerpo
dormido a una nueva memoria,
otra más…
Y darse cuenta para luego olvidar.
Comprender y seguir,
contigo y sin ti, con cuerpo para otros coches,
para mi deseo, siempre en sentido contrario,
o huyendo hacia delante,
ciego, quizá me desmaye el rayo de un foco violento,
o me despierte la lluvia en el claxon del atasco.

Se viaja en coche. Y todo el universo está aquí,
un gran cinturón de seguridad.
Y el campo y las aldeas pasan,
pasa también el pasado,
pasa el tiempo marcha atrás.

Anuncios

3 comentarios en “Viaje, lluvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s