Apariencia

Con los ojos entreabiertos, tumbado, vio algo parecido a un cielo estrellado. O tal vez era la luz del sol resbalando por entre las hojas y las ramas de un árbol. O acaso los espacios que dejaban las ramas y las hojas coincidían con la milenaria posición de las estrellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s