Lo bello agoniza

LaoconteMe ha sorprendido la sobremesa con un momento extraído del paraíso en el que Fray Luis de León encontró su hogar. La descansada vida. El mundanal ruido es, en este caso, mental, nunca real. Potencialmente probable, pero siempre creado por mí mismo. Ahora, despierto de esta hibernación de tres meses, renovado por dentro, con otro color, otro calor, recordando con cariño mis horas pasadas durante este día. La entrevista a Ana María Matute, llena de ilusión infantil, de jugueteo cómico, de chistes de palabras, de narrador, de autora. El artículo de Javier Marías, el paraíso recuperado, recordado y reencontrado, el paréntesis de la vida envuelta en verano por el manto de las responsabilidades. La tranquilidad y la pureza de la amistad sin trabas entre niños pequeños que comparten sus almas grandes. La pureza entendida como dorada medianía, aurea mediocritas viajera desde la mente de un Horacio observador y sabio, acariciado por togas suaves, recorriendo con la mirada y el corazón un mundo desconocido e ilusionante, contemporáneo de mares y campos que ya no podemos disfrutar, incrédulos al ver barcos de pesca varados en desiertos. Contemporáneo de un tiempo sin televisores, radios ni comida rápida. Contemporáneo de un pasado glorioso, Heredero de la antigua y moderna Grecia de Pericles, monumento a la Humanidad, al Ser Humano, a todas nuestras aptitudes y capacidades, a todas nuestras competencias y nuestras potencias, sin puntos suspensivos, sin lagunas, con grandes historias alegóricas que atraían la mente y el alma a perderse por los ríos de sol y nubes sobre campos de trigo y campesinos de las tierras de la Hélade con un fondo de arpas y cantos dulces.

Desde ese tiempo muerto en vida, desde esa corriente cálida que fluye entre las mentes de los genios, que surge de los didjeridoos, de los violines de Stradivarius, y no de la fórmula secreta de la Coca-Cola o de Maddoff, insultos que escupen basura contra el templo generoso del cuerpo, contra la estatua de la diosa Razón… desde ese tiempo encuentro un consuelo utópico. En un recorrido cíclico, son más los actos que nos acercan a los animales. Seremos el eslabón perdido, el mayor misterio convertido en la mayor vergüenza. Respiraremos humo, beberemos petróleo y comeremos pastillas en un mundo artificial de ciudades subterráneas y mares de oleoductos y presas asesinas. Volveremos la vista atrás para taponar el túnel del tiempo, destruiremos aquello que nos hacía tan avanzados, el trabajo de miles de generaciones, el esfuerzo de mentes filantrópicas, los cálculos de grandes matemáticos, los pensamientos de grandes filósofos, amantes del saber, de la cultura y de la razón. Los siete sabios serán los siete pecados, los nacionalismos serán tornados en injusticias. Las bombas, las balas, los corazones aplastados, serán la base de la diplomacia y la convivencia. Nuestras cabezas darán la espalda a la vida, hastiadas, cansadas de recoger agua con tenedores, de querer desalar el mar con una estufa. Encontraremos el tapón del fondo del océano y veremos cómo criaturas desconocidas surgirán a la superficie movidas por el peso, por la gravedad invertida de sus cadáveres húmedos.

Aún puedo sentir el viento que soplaba las velas del Argos, el soplo divino que insufló a Mozart horas y horas de cumbres borrascosas en su base, cumbres despejadas en la cima, allí donde los literatos discuten pausadamente entre almohadones y cojines, con la esencia del alma entre el pulgar y el índice, soltando con cuentagotas perlas de ambrosía en nuestros templos secretos, en nuestras justicias y moralidades eliminadas por el ser que lo superó todo. Aún puedo sentir la magia de la escritura. Aún puedo recuperar la magia del buen vivir, no en alma encarcelada en cuerpo, sino en cuerpo y alma, en un todo que colabora para elevarme y hacerme volar como en mis sueños más remotos y especiales.

…Suspiro… del que descansa… cerrando sus ojos….

Anuncios

3 comentarios en “Lo bello agoniza

  1. Observador incansable, minucioso, detallista, profundo.
    Buceas en los mares del mundo de los adultos con unos razonamientos que la mayoría nunca habrán llegado ni a plantearse.

    De donde has salido?
    Una vez más me sorprendes.

    Me descubro ante tí.

    1. Gracias por leer mi blog, o parte de él por lo que veo. Pretendo ser todo lo observador que pueda, buceando no ya en los mares de los adultos, sino en mi propio mundo. Trato de ver más allá de las apariencias, relacionar hechos, pensamientos, historias que yo mismo inventé días antes. Que no te sorprenda: lo hago, simplemente porque me tomo así la vida. Cualquiera que adopte esa actitud puede aumentar sus miras, su horizonte, y sus propias expectativas. Protegerse con el escudo de la prudencia y responder con la espada de la sabiduría. Ése es mi objetivo, pero aún soy un mero aprendiz. Un beso.

  2. ….”Gracias por leer mi blog, o parte de él por lo que veo”.
    No he leido parte del blog, he leido una gran parte de él, y sigo haciéndolo, me interesan tus análisis y la manera con que describes cualquier hecho, quizás porque puede que nos parezcamos más de lo que pensaba o tal vez, porque encuentro pasajes, de mi propia vida, que nunca supe describir con palabras y ahora las veo, ahí….y con todo lujo de detalles… es sorprendente.

    No suelo dejar comentarios, ya que me siento más a gusto comentando cualquier tema con la persona implicada que hacerlo sabiendo que va a ser leido por gente desconocida para mí.
    Tambien suelo llevar el escudo de la prudencia.
    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s